Vías Pirineos de dificultad media, [escalada PD, AD, D (IIº/IVº, máx. Vº)]. Vivencias de montaña. Rincones desconocidos o escasamente divulgados. Y alguna que otra reflexión

lunes, 1 de julio de 2013

La toponimia del valle de Aísa

Siempre me ha gustado respetar los nombres genuinos de cumbres y lugares, así como tiendo a mostrarme refractario a nuevos bautizos, en especial si son gratuitos, arbitrarios o responden a oscuras razones de amistad y vasallaje. Y todo ello, aun teniendo en cuenta que muchos de los nombres que tenemos por tradicionales tal vez no lo sean tanto pues, en muchos casos, el linaje del que tanto presumen se remonta a poco más de unas décadas e, incluso, solo unos lustros. Y no solo eso: es posible que carezcan también de la oportuna justificación. Por lo demás, la única fuente, apenas fiable, para contrastar la bondad de añejas denominaciones, se fundamenta en viejos documentos cuya redacción no garantiza que el autor conociera o recogiera con fidelidad los usos autóctonos y ancestrales.

Sin embargo, más allá de las graciosas anécdotas suscitadas entre ilustrados exploradores pireneístas e indígenas rústicos, que puedan haber dado lugar a algún que otro "Pic de Nosecomosellama" entre otras barbaridades, resulta lamentable la extrema proliferación de errores e ignorantes transcripciones por parte de los actuales escribidores sobre temas de montaña, asistidos hoy por un fabuloso arsenal de recursos para dilucidar cualquier aspecto de lo tratado. Y es esta una inmejorable ocasión para pedir disculpas por los inevitables errores presentes y pasados que hayan podido deslizarse en este blog, así como los todavía por llegar. Mil perdones.

el Aspe o Liena de la Garganta, en la cabecera del valle de Aspe
aspecto invernal de las cumbres que cierran por Francia el circo del Aspe
Respecto al objetivo concreto de esta entrada, la toponimia del valle de Aísa, no puedo menos que recoger un escrito publicado en El Pirineo Aragonés y firmado por Xabier Etxaide, como antiguo residente en el valle y buen conocedor de los nombres que escuchó durante su infancia de pastores y lugareños. Así, las tres grandes cumbres que cierran el valle por el norte sobre los llanos de Igüer (que no Napazal), se nombrarían de oeste a este como Liena de Elbozo, Liena de la Chaminera (chimenea) y Liena de la Garganta, la más elevada del trío y conocida desde antaño en Francia como Aspe. El conjunto de las tres cimas se denominaba As Lienas, lo que en el habla local corresponde a "Las Peñas", y que posteriormente se castellanizó como "Llenas", llegando en ciertas y penosas circunstancias hasta la denominación "Llana", por suerte no muy difundida... de momento. Al menos, en el caso de la Liena de la Garganta, se ha impuesto un nombre, el de Aspe, otorgado por los habitantes del valle homónimo, a quienes podemos reconocer tanto derecho a su nominación como a los pobladores del resto de los valles implicados. "Liena", en la tradición oral aragonesa, viene a referirse a un yacimiento de losas, pedrera o zona incultivable.

As Lienas: Liena de Elbozo, de la Chaminera y de la Garganta, desde la Magdalena
Desgraciadamente, cada vez se hace más difícil rescatar de un cruel olvido una toponimia entrañable, devorada sin remedio por usos tan ignorantes como desconsiderados. Pienso en la Quijada de Pondiellos (Picos del Infierno) o la triste traducción de Mont Pertito en referencia a la más alta de las Tres Sorores. Al menos, Comachibosa ha sido sustituido por Vignemale, apelativo cuya antigüedad y derecho exhiben un lustre innegable, pues se reflejaba ya en un temprano tratado sobre límites de finales del siglo XIII, con la forma Vinhe Male, amén de que así se le ha conocido desde "siempre" en el país galo.

Leserines, que no Lecherines, desde la Canal de Izas
la Quijada de Pondiellos, sobre los ibones Azules
Y sigo sin aclarar cómo se denomina la canal más aparente por el norte de la Partacua y su domo adyacente: ¿Cachivirizas, Cobacherizas, Cavichirizas...? ¿Alguien puede proporcionar una luz?

amanecer en el rincón más emblemático de la Partacua

Consultadas diversas fuentes sobre este tema, he conocido dos nuevas aportaciones; la primera, el término Clabiclirizas, defendida en un tratado de toponimia tensino (Ana Mª Escartín Santolaria) y la segunda, Cavechirizas, proviniente de personas originarias de Piedrafita.